LA EXPERIENCIA DA SUS FRUTOS


En 1955 empezamos a formar conductores en Madrid. Pasamos por muchos municipios de la sierra madrileña hasta afincarnos definitivamente en San Lorenzo de El Escorial.
Con el paso del tiempo y la confianza de nuestros alumnos, hemos ido creciendo hasta contar en la actualidad con seis sucursales: San Lorenzo de El Escorial, Valdemorillo, Villanueva de la Cañada, Brunete, Villaviciosa de Odón y las Navas del Marqués.
El resultado de nuestra experiencia ha producido un espectacular aumento de aprobados teóricos en su primera prueba. Beneficiando al alumno en tiempo y sobre todo, económicamente. Ven a conocer nuestro método teórico.
Otra de las grandes ventajas para el alumno es la posibilidad de examinarse tanto en Madrid como en Ávila, mejorando los tiempos de espera del alumno y sus posibilidades de éxito.